Creo firmemente que para entender a Bolivia como país, primero es necesario empezar por la ciudad sede de su gobierno que es La Paz, con sus 3.620 metros sobre el nivel del mar, hace que la altura se sienta en cada paso que damos en una ciudad en el que el ritmo de vida es el de una capital, con calles centrales llenas de gente con trámites por hacer, con tráfico, muchos autos a gas con pitos tratando de abrirse paso en los trancones, y unas amistosas personas vestidas de cebras enseñando a los peatones a cruzar las calles por los pasos de su mismo nombre.

Bolivia es un país relativamente barato en relación a los que la rodean, se puede encontrar una extensa variedad de gastronomía, desde las empanadas salteñas en cada esquina de la ciudad o los sánduches de chorizo en el Mercado Lanza, desde los 4 Bolivianos ( 0,75 centavos de dólar aproximadamente), hasta lugares de alta cocina, donde un plato fuerte puede llegar hasta los 100 bolivianos ($15 dólares).

El transporte también es accesible, hay muchas busetas pequeñas que recorren prácticamente toda la ciudad, con una tarifa básica de 2 bolivianos (0,25 centavos de dólar), que con $1 dólar tranquilamente podrían conocer La Paz de norte a sur y de este a oeste.

Uno de los atractivos más extraordinarios, es el Teleférico de La Paz, que sirve en su mayoría como un medio de transporte para sus habitantes, en especial, para los moradores de El Alto, que es la ciudad que se encuentra sobre La Paz, a casi 4.000 metros sobre el nivel del mar y el lugar donde está el Aeropuerto Internacional desde donde salen vuelos nacionales e internacionales.

El teleférico se convirtió en un gran atractivo turístico, debido a su hermosa vista de casi 180 grados, donde se puede admirar a la ciudad rodeada de majestuosos nevados, y al fondo uno de sus íconos, el Illimani, que con sus 6.462 metros de altura, se levanta imponente en el horizonte paceño.

Hay varias líneas del teleférico de La Paz, y cada vez se van creando más, para poder conectar varios barrios de la ciudad, sin embargo, a la hora de hacer turismo, la que yo recomiendo es la amarilla, que se la puede tomar desde su estación en la curva de Olguín, desde donde podrán disfrutar de una  vertiginosa subida sobre los techos de las casas hasta llegar a una de las estaciones de El Alto y luego salir a escoger el mejor mirador para ver la ciudad, les recomiendo comprar 2 pasajes por persona, uno de ida y otro que les servirá para el retorno, el costo de un pasaje es de 3 bolivianos (0,50 centavos. de dólar).

Otra de mis recomendaciones es visitar el teleférico al atardecer, pero salir al menos con una hora antes de la puesta del sol para que encuentren el mejor lugar para admirar los rayos solares caer sobre las montañas y la ciudad.

Una vez que han probado la parte urbana de Bolivia, y se han familiarizado con el cambio de moneda a pesos bolivianos, entienden la dinámica social de su gente, sus formas de hablar, el “no ve” al final de varias oraciones, conocen como movilizarse desde su hotel al terminal de buses o al aeropuerto, han localizado cajeros bancarios cercanos, tienen números de radios taxi que les pueden llevar seguros a destinos internos, y un sin fin de precauciones necesarias durante cualquier viaje, es hora de aventurarse a la parte natural de Bolivia, y que será el eje conductor de este artículo personal.

He tenido la oportunidad de viajar por la mayoría de países de América del Sur, y sí, definitamente cada uno tiene su encanto, pero a manera personal, y pensando en los 4 aspectos fundamentales a pensar antes de elegir un destino de viaje, que son: presupuesto, idioma, cantidad de lugares a visitar en un país, tiempo destinado para el viaje.

He decidido que el mejor de los lugares para viajar es Bolivia, ya que con poco presupuesto puedes conocer varios lugares en poco tiempo, el idioma es el mismo, además que se manejan varios vocablos similares y algo que le hace mágico a Bolivia es el hecho de al no tener salida al mar te intereses más por su cordillera y altiplano, elementos que en varios países no los tenemos en la cantidad que los posee Bolivia, con paisajes en los que la vista no te alcanza, necesitarás mover la cabeza de hombro a hombro para admirar los escenarios naturales de este país.

El primer destino  a conocer, muy cerca de La Paz, es el lago Titicaca, que es el lago navegable más alto del mundo, a 3.800 metros sobre el nivel del mar lo comparten con Perú y Bolivia.

Le mejor forma de llegar es saliendo en bus desde el terminal de La Paz, con rumbo hacia Copacabana, en ese transporte cruzarán por el estrecho de Tiquina, las personas en lancha y el bus en gabarra, el trayecto hasta Copacabana dura aproximadamente 4 horas, y una vez en la ciudad pueden tomar lanchas que les llevarán a la Isla del Sol y de la Luna, mientras navegan sobre las azules aguas del lago Titicaca.

El viaje por las islas y el lago dura entre 4 a 6 horas, dependiendo de cuanto tiempo se tomen en cada una  de ellas, la Isla del Sol es la más grande, y pueden encontrar lugares para comer, hoteles, senderos, y lugares arqueológicos donde se puede sentir la energía de nuestro planeta Tierra.

En cambio Copacabana, que es el puerto de salida hacia el lago y sus islas ofrece gran variedad de gastronomía y hospedajes para todo presupuesto, si les gusta disfrutar del silencio total, les aconsejo quedarse en uno de los hoteles de la Isla del Sol, pero si les gusta conocer nueva gente mientras comparten un café o una cervezas con música de fondo, Copacabana sería su elección.

El lago Titicaca y sus alrededores es como una playa andina, con el horizonte lleno de nevados, mucha agua y el frío que se lo opaca con la ropa adecuada.

Una parte importante del por que visitar Bolivia, definitivamente es el Salar de Uyuni, que si bien es cierto este país tiene muchísimos más lugares aún por descubrir, el paisaje de el salar es irrepetible, por algo es el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo, con mas de 10.000 Km cuadrados de superficie y a una altura de 3.663 metros sobre el nivel del mar, hacen que la experiencia visual y natural sean todo un placer para los sentidos de los miles de viajeros que lo visitan cada año.

Para llegar a Uyuni desde La Paz se lo puede hacer por dos vías: terrestre y aérea; La primera opción es  desde el Terminal de Buses de La Paz, donde pueden tomar un bus directo con un costo de alrededor de $15 USD y una duración de 10 horas en buses tipo cama, por lo general salen a las 20H30 y llegan a Uyuni a las 06H30 del siguiente día. La segunda vía de arribo es por vuelos internos con un costo aproximado de $150 USD ida y vuelta desde La Paz y con una duración de una hora de vuelo. 

Personalmente creo que la parte más importante para que tu experiencia en el Salar de Uyuni sea la más segura y placentera es al momento de escoger la agencia que se encargará de movilizarnos dentro del salar, al menos que tengas tu propio 4×4 y seas un experto en geolocalización, no puedes entrar al salar solo o por tus propios medios, necesitas contratar una agencia con experiencia y que te garantice que si se presenta algún inconveniente dentro del salar, el chofer tenga todos los conocimientos necesarios para solucionar cualquier problema.

En mi caso personal, las tres ocasiones que he tenido la oportunidad de estar en el salar de Uyuni he contratado los servicios de Andrea Tours que poseen su propia flota de vehículos 4×4 y choferes capacitados para resolver cualquier problema a presentarse, además de que serán tus guías turísticos dentro del salar. La agencia se encarga de irte a recoger en el terminal de buses o el aeropuerto de Uyuni, dejarte en tu hotel, o llevarte a descansar en su agencia en el caso que salgas el mismo día al salar, además de ayudarte con cualquier gestión mientras estás en Uyuni antes de que empiece tu aventura en el salar más alto del mundo. 

Dentro del salar podrán optar por tours de 1 a 4 días, dependiendo de los lugares a visitar, de manera personal les recomiendo el número de días de acuerdo al tiempo que posean:

-1 día: el tour sale a las 10H00, y les llevan al cementerio de trenes, Colchani donde podrán comprar artesanías, al hotel de sal Playa Blanca, en caso de ir en época de lluvias a los reflejos y si hay paso a la Isla Incahuasi, en este recomiendo hablar con la agencia antes de salir para que se queden al atardecer, ya que no todas lo hacen, pueden pedir salir un poco más tarde para poder ver caer el sol en el salar, que es una de las cosas por las que me enamoré de ese lugar. 

-2 días: en este tour pueden ver todos los lugares del primer día, pero pasarán una noche en Coquesa, a los pies del volcán Thunupa, en un hotel de sal, donde podrán admirar la vía láctea por la noche, y por la mañana salir a los humedales donde podrán ver varios flamingos, además de tener la posibilidad de hacer trekking al volcán y ver el salar en toda su inmensidad. 

-3 días: si tienen suficiente tiempo, este es el tour que les recomiendo, ya que a pesar de que el salar de Uyuni es un gran espectáculo por si solo, existen otros lugares alrededor que también les cautivarán. En este tour se visitarán desiertos, volcanes y lagunas de colores, aguas termales y geisers, podrán ver flamencos, pasarán 2 noches en hoteles de sal con acomodaciones básicas mientras comparten con otros viajeros, los lugares son fríos en la noche, y cálidos por el día, eso si, hay mucho viento. Es un tour para quienes aman la aventura, que nos invita a salir de nuestra zona de confort. La agencia se encarga de la alimentación y el hospedaje durante los 3 días, pero deberán llevar dinero en Bolivianos, para pagar el acceso a las reservas, unos Bs. 250 ($35 USD aproximadamente). 

En este tour tienen dos opciones, la primera es regresar a Uyuni en el tercer día, y la segunda es quedarse en el Hito Cajón, que es frontera con Chile, y avancen hasta San Pedro de Atacama y conozcan el desierto más seco del mundo. El transfer también les puede ayudar a gestionar la agencia. 

A continuación les compartiré una galería de mi experiencia en el tour de 3 días, pueden ampliar cada imagen dando “click” sobre ellas. 

Si lo suyo no es la aventura, pero les gusta el folclore, Bolivia ofrece constantemente mucha música y bailes a cargo de sus cientos de fraternidades a nivel nacional, sin embargo, si usted desea ver un espectáculo de música, danza, colores y miles de personas desfilando al ritmo de la morenada, saya, caporales, tinkus, entre otros ritmos bolivianos, definitivamente debe visitar el Carnaval de Oruro, declarado como “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad”, una fiesta en honor a la Virgen del Socavón, donde bailan miles de devotos disfrazados de diferentes personajes característicos de esta festividad. 

Esta celebración se desarrolla sábado y domingo de carnaval, alrededor de finales de febrero o inicios de marzo, según el año, es una de las festividades más esperadas por miles de bolivianos, tanto del país, como migrantes, a tal punto que el aeropuerto de la ciudad de Oruro los días de carnaval tiene aviones aterrizando uno tras de otro, los pocos hoteles que tiene la ciudad están llenos, por lo que muchos habitantes de la ciudad ponen en alquiler los cuartos de sus casas, ya que les representa una entrada extra de dinero, razón por la cual es recomendable realizar las reservaciones de su hotel, al menos con unos 4 meses de anticipación y previo a un pago para garantizar la misma.

Oruro se encuentra a no más de 4 horas de La Paz, el pasaje en bus cuesta alrededor de uno $5 a $8 dependiendo la temporada, yo recomendaría ir una semana antes de carnaval, ya que podrán observar los convites del carnaval, que vienen hacer una especie de ensayos, en donde las fraternidades desfilen por el mismo circuito de los días de carnaval, pero sin los vestidos ni disfraces, sino con sus uniformes, además que podrán observar el Festival de Bandas, en el cual se unen alrededor de 5.000 músicos de Oruro, entonando al unísono varias melodías tradicionales bolivianas.

Bolivia definitivamente es un país diverso, y personalmente mi fascinación con este país es que uno puede ver de cerca la historia del planeta Tierra, a través de los volcanes en formación con sus geisers, y los ya extintos pero con mucha nieve, uno junto a otro, a tal punto que la mirada no nos alcanza para ver todo el paisaje, que tenemos que rotar la cabeza mas de 180 grados para ver todo el entorno.

Al gustarme tanto la música de los Andes, Bolivia es un gran destino para escuchar diferentes ritmos ancestrales y fusiones contemporáneas, que acompañada con sus bailes hacen que no solo sea una experiencia visual, sino también auditiva, y que desde la primera vez que fui, una canción no ha salido de mi cabeza, que por su ritmo me ayuda a llenarme de energías antes de comenzar el día, a continuación les comparto el video de YouTube:

Finalmente no olviden de comer las empanadas salteñas que las encuentran en todo el país,  los sánduches de chorizo en el mercado Lanza de la Paz, el Pique Macho, el Charkecán, el Silpancho que se ofrece en varios restaurantes. Las hojas de coca que nos ayudan a sobrellevar la altura, el vino de los valles bolivianos, el café de altura, y un sin fin de oferta gastronómica que ofrece el país.

Les recomiendo que traigan dólares en perfecto estado, de preferencia billetes de 50 y  $100, ya que muchas casas de cambio no saben querer cambiar los de menor denominación, el cambio está en $1 es igual a 6,50 bolivianos, también no se olviden de activar sus tarjetas de débito para compras internacionales y así no tendrán que cargar mucho efectivo, solo revisen según su país de procedencia cuál sería el cargo por compra o por sacar dinero en cajeros automáticos en Bolivia. 

Dependiendo de la época en la que vengan el tipo de ropa no varía mucho, excepto en los departamentos cercanos a la selva donde el calor puede llegar a los 35 grados centígrados, en el resto del país es un clima andino, donde solo necesitarán una chompa o un saco, y tener un impermeable en caso de lluvia, al menos que vayan aventurarse en las grandes alturas, donde si necesitarán ropa de media montaña.

Espero que les haya servido este texto si están pensando en visitar Bolivia, no lo piensen mucho y háganlo, lo recomiendo como tu primer destino fuera del país, por la cantidad de lugares que puedes conocer con poco presupuesto, de seguro volverás varias veces como yo lo he hecho. 

Gracias por compartir este artículo en tus redes sociales 🙂 

Todas las fotografías son de propiedad de Gabriel Díaz, se prohíbe el uso indebido sin la debida autorización del propietario, para inquietudes pueden comunicarse al mail: contacto@gabrieldiaz.photo